Sunday, June 27, 2010

Éxito no tan inesperado de la Concentración madrileña en recuerdo de Guilad Shalit

A las 12 de la mañana, con el cielo cubierto y temperatura muy agradable, por inciativa espontánea de Juan José y Sami (?) (gracias), a quienes no conocía, nos reunimos en Madrid un montón de amigos de Israel para acompañar desde aquí a la familia Shalit cuando se cumplen 4 años y tres días del secuestro de su hijo Guilad por los terroristas de Hamás.


Eramos muchos más de los que la corriente dominante en los medios podría hacernos pensar. Unos se conocían, pero la mayoría no nos conocíamos. No sabíamos que somos muchos más de los que el discurso dominante nos quiere hacer creer.

La reunión, no autorizada y quizás por ello muy amistosa y poco administrativa, fue agradable y fraternal.

En unas fotos de Guilad (en las salía muy guapo), con banderas de España e Israel y un gran corazón, mandamos mensajes de cariño y empatía a sus padres que, sobreponiéndose al dolor, hace ya cuatro años emprendieron una marcha desde el norte de Israel hacia Jerusalén para exigir la liberación de su hijo.

Nuestros carteles evocaban los 1.463 días de cautiverio de Guilad Shalit. Pero, en realidad, no son cuatro años de cautiverio sino de tortura y terror.

Tortura de Guilad Shalit. Tortura de su familia. Terror de las personas libres, pero especialmente de los judíos de todo el mundo.

Son cuatro años de terror para un hombre y de sufrimiento cruel para una familia.

También de rabia y repulsión, las que sentimos los hombres y mujeres libres amigos de Israel, defensores de su derecho a exisitir, defensores de su carácter esencial en la vida y la cultura de Occidente, la cultura de nuestros padres, nuestra cultura y la cultura que deseamos para nuestros hijos.

Y, al menos algunos de nosotros, defensores de un Israel fuerte, de una España fuerte y de una alianza fuerte entre Israel y España.

Y todo ocasionado por un grupo terorista, Hamás, comprometido con la destrucción de Israel y la imposición del islam en el mundo por medio del terror... con la impagable complacencia, cuando no la complicidad, de no pocos gobiernos occidentales, que parecen empeñados en acabar con nuestra libertad, nuestra cultura y nuestra forma de vida, empecinados en sucidarse y, de paso, arrastrarnos con ellos.

Gracias amigos sionistas por compartir este rato en una agradable mañana madrileña.

Las fotos son cortesía de Cat-Israel.org. Gràcies.
Post a Comment