Thursday, February 22, 2007

consejos a mi hija

ante la tentación de dar consejo, retruena el eco de don camilo: hombre consejero, maricón o pilonero.

el refrán no se adecua al pazguatismo de los tiempos, pero su significado no es oscuro ni se ha oscurecido.

desoyendo no obstante el buen aviso que nos ofreece la gracia popular, me propongo ir recogiendo poco a poco en este post algunos consejos que daría a mi hija si ésta fuera a escucharme, que no es el caso, aún.

por supuesto, la mayoría estarán mejor dichos por don baltasar gracián y por tantos más, pero no me propongo copiar ni seleccionar de uno ni de otros. aquí iré escribiendo los que se me vayan ocurriendo, con mis propias palabras y sin el menor ánimo exhaustivo.

y, desde luego, se trataría, en su caso, de seguir la sabia regla inglesa: do as i say, not as i do

consejos no pedidos

  1. no des consejo si no te lo piden; y si te lo piden, piénsatelo tres veces antes de darlo.
  2. si puedes callar, deja que los demás hablen: mientras tu hablas los demás no pueden hacerlo... salvo en españa, claro.
  3. cuando lo estés pasando bien en una reunión es muy probable que otros lo estén pasando mal: ten cuidado, tu opinión no lo es todo.
  4. no recibas dinero prestado sin dar recibo firmado... y apúntalo en una libreta.
  5. si prestas dinero, apúntalo en una libreta y haz que el prestatario te firme y anote la fecha al lado; cuando te pague, asegúrate de que lo anotas también al lado y de que le das recibo de pago. si no lo haces, ni reclames ni te quejes ni proclames.
  6. para anotar lo que des o recibas en préstamo o depósito ten una libreta, y solo una.
  7. no critiques a los demás ni en público ni en privado: quienes te oigan sabrán que otro día les puede tocar a ellos

Post a Comment