Friday, June 13, 2008

On bullshit y dos libros más

Al llegar a casa de Daniel y Kelly en Brooklyn, congratulations!, me esperaban un par de libros que hacía tiempo había encargado. Antes de ir me había hecho con otro.

Uno, delicioso, es este On bullshit del profesor emérito de filosofía en Princeton Harry G. Frankfurt. Brevísimo, es un primer apunte que solo trata de distinguir entre lo que es y no es el/la bullshit. Cuando tenga una buena traducción para el término la pondré: desde luego, el bullshit es un embaucamiento artificioso con el que se pretende llevar a alguien al huerto, a veces sin siquiera saberlo uno mismo... bueno no, no es esto. Quizá pueda traducirse mejor como chorradas, pero eso sí, dichas con mucha prosopopeya. Hay que estudiar el asunto.

El otro, es un libro esencial para quien quiera hablar de primera mano sobre el terrorismo islamista de Al-Qaida. Es el The Al Qaeda reader de Raymond Ibrahim. Es un libro que se limita a recoger algunos documentos originales y esenciales, teológicos y propagandísticos, de Osama bin Mohamed bin Laden y del Dr. Ayman al-Zawahiri. El autor llama la atención sobre la coincidencia entre la atención/displicencia que Occidente prestó a lo que afirman los líderes de Al Qaida, cuando se dirigen a su audiencia islámica (que no es lo mismo que propagan hacia los occidentales), y la que en su día prestaron a las afirmaciones de Hitler en su Mein Kampf.

Por supuesto, recoge los alegatos en favor no solo de la Yihad Defensiva sino también de la Yihad Ofensiva, así como la teoría de la Lealtad/Enemistad: los musulmanes deben ser leales al islam y a los otros musulmanes siempre y, al tiempo, ser hostiles y odiar a los no musulmanes, a los infieles. Sus afirmaciones están sólidamente sustentadas en la doctrina coránica, fundándose en el Corán (60-4, 5-51 y 58-22) y en los hadices (consúltalos aquí), sobre todo en los de Bukhari y Muslim, los más reputados, el primero apenas controvertido.

Su lectura resulta un paseo tan realista como el que se puede dar usando la MetroCard de la City... que, además, es recargable... y debe ser recargada, para ahorrar y ser más green, verde que te quiero verde (hoy, sin embargo, con significado radicalmente diferente del que el slogan evocaba originalmente).

El libro es esencial.

Para el vuelo de ida hacia NYC me hice con un libro al que hacía tiempo tenía ganas. Memorias: el ladrón en la casa vacía, de Jean François Revel (2007 en español). Por una vez tenemos a un memorioso que sí se arrepiente de multitud de cosas hechas y no hechas durante su vida. Lo cuál es un alivio. El libro, editado por esa buenísima editorial, Gota a gota, de la fundación de Aznar, Faes, es entretenidísimo, que por algo el autor era un buen periodista y escritor. Te lo lees sin parar. Como debe y suele ocurir, quien recuerda no es precisamente modesto... pero en otro caso no escribiría unas memorias y si no obstante lo hiciera probablemente éstas resultarían un cognazo.
Post a Comment