Friday, March 16, 2007

corrigiendo que es gerundio

hace ya unos días, en el post anterior, dije una tontería descomunal (una más, quiero decir).
la repito para luego corregirme:

al convertir al terrorismo en el enemigo, y, más en concreto, al negar las motivaciones políticas del terrorista enemigo y, al mismo tiempo, obviar el mero carácter instrumental y subordinado de los etarrillas, sacamos del mapa al verdadero enemigo que ha de enfrentar españa hoy: los separatismos nacionalistas...

lo cierto es que nada más incierto.
es cierto que los separatistas constituyen un enemigo, pero no son el verdadero y gran enemigo.
y quien es ese?
sí, claro, ese que pensáis.
pero lo mentaré al final. antes una brevísima reflexión.

la constitución del 78 (de la que no soy gran fan, pero es la que hay, y menos mal) y la ley electoral conforman un sistema que descaradamente prima la representación de los mal llamados nacionalistas (separatistas por mejor nombre).

parece que los políticos de entonces hicieron eso por dos motivos:
1) por aplacar a los nacionalistas que amenazaban con usar la violencia y acelerar su separatismo, en un momento, entonces, que creían, erróneamente, más volátil que el que llegaría unos años después, por ejemplo ahora (y así se ve lo desacertados que estaban - también se ve cómo eso de ceder al chantaje no es novedad zpeísta); y
2) por pensar, mal pensar como ahora se ve, que eso que llaman psoe se mantendría por la izquierda como un partido de toda españa, un partido español, y, junto al correspondiente de la derecha (entonces no había pp) se constituirían en barrera insoslayable para los separatistas y sus etarrillas.
no parece que aquellos tan loados padres de la patria estuvieran demasiado atinados en sus proyecciones.

de hecho el pensamiento estúpido que se refleja en 1) es imperdonable incluso entre niños de teta. cualquiera debiera haber sabido que aquella cesión solo sería el aliento para seguir a por más... como ha ocurrido siempre en casos semejantes.
que se equivocaran en 2) si bien no era tan previsible tampoco era en absoluto descartable, como la historia de los años 30 refleja. pero, incluso yo he de admitirlo, al menos parecía que la banda había aprendido y no era tan obvio que fuera a caer tan rápido en la traición que ahora está culminando esa partida, y sus estúpidos votantes y votantas, de cuyo nombre no quiero acordarme.

como supone carlo frabetti que diría su tío, general fascista de mediados del xx: hay que joderse con los rojos de mierda!!!
mentaré lo obvio que antes omití:
el enemigo de verdad de españa es...
pues no, no es un es, sino un son... los votantes de la banda prisoísta.
pues que les den.
eso

pd las fotos de los ponentes de la constitución y del rey sancionándola están tomadas de la verdad, periódico de albacete, alicante y murcia.
Post a Comment