Friday, April 08, 2011

Dos dichos tan repetidos como desacertados

Uno viene de muy antiguo y dice que el saber no ocupa lugar. Por mas que se repita, cualquiera sabe que es mas falso que un duro de plomo. No es cierto ni materialmente, que todos sabemos lo rápido que los libros colonizan la casa y amenazan echarnos para quedarse con todo el espacio. Tampoco lo es en el mundo digital: ¿acaso no sabéis que los grandes centros de datos, las casas que hoy guardan el saber, son de los principales consumidores de energía? Y mucho menos lo es intelectualmente, como todos compobamos día a día al constatar nuestra pantagruélica ignorancia y el esfuerzo mayúsculo que exige aminorarla en una minúscula porción.

El otro aforismo falso de toda falsedad es moderno, aunque ya tiene un tiempo, y es ese que pretende convencernos de que el mundo es cada vez mas pequeño. Lo empezaron diciendo por eso de que los medios de transporte permitían viajar mas rápido. Siguió por aquello de que el mayor conocimiento de lenguas facilitaba el contacto entre gentes hasta entonces ignotas unas de otras. En su versión mas actual se centra en el prodigio de internet y, aun mas recientemente, en el auge de las nuevas redes sociales, que tanto nos acercan unos a otros (¡ay, candidez bendita!... ¿o es maldita?).

Es verdad que, como se oía en mi juventud, el mundo corre que es una barbaridad. Pero mas cierto aun es que el ser humano tiene grandísimas limitaciones.

Habiendo tenido la oportunidad de viajar desde pequeño y siendo un adicto enfermizo a internet, me da la sensación de que (1) los viajes rápidos, que son la absoluta mayoría, apenas nos acercan a los demás ni a lo desconocido, y cada vez menos con la uniformización rampante hasta de los lugares mas exóticos, que cualquiera que haya viajado un poco puede certificar, y (2) la comunicación digital apenas ha incrementado nuestra capacidad de atención, relación y, mas aun, de aprendizaje (recordemos la primera falsedad y cómo el saber exige un tremendo (homenaje a los cubanos) esfuerzo, para el que no estamos preparados, hoy menos que nunca).
Post a Comment