Friday, May 28, 2010

Metaversos

En la Singularidad podremos optar por el cuerpo en que nos apetezca incorporarnos en cada circunstancia. Podremos ser hombre, mujer u otra cosa, lucir unos u otros colores, atraer con una cara o repeler con otra, epatar con unas facultades u otras... pero será un ejercicio reminiscente pues casi siempre preferiremos las capacidades, las opciones, el potencial y la plenitud que nos ofrecerá la vida virtual.

Esa realidad virtual aparece hoy vinculada con los metaversos, concepto acuñado por Neal Stephenson en su novela Snow Crash (1992) para describir la realidad virtual basada en la red, la vida virtual.

El término metaverso resulta de combinar universo con el prefijo de raíz griega meta (μετα: 'junto a', 'después de', 'entre' o 'con').

Pero esa raíz tiene hoy significados más esotéricos que para los griegos, especialmente al aplicarse a conceptos relacionados con el mundo de la inteligencia acelerada y las tecnologías avanzadas, y viene a asociarse con trascendente, más elevado, más allá, algo más que lo corriente.

También sugiere la idea de algo acerca de algo, y, más específicamente, aporta la noción de autoreferencia; así, metadata hace referencia a datos sobre los datos, como una película sobre películas sería una metapelícula.

En realidad, el concepto metaverso no es pacífico, pero indudablemente aparece vinculado a la vida virtual conectada.

En su Metaverse RoadMap, Jamais Cascio y sus amigos apuntan cuatro escenarios básicos para la evolución de los metaversos:
En su conferencia Openness and the Metaverse Singularity (2007), Jamais sostiene y argulle que esos escenarios metaversianos, que pueden ser nuestra camino a la Singularidad, conllevan sus peligros, claro está.

En su vertiente lúdica, hoy quizá su expresión más acabada (nada para lo que será) sea Second Life, que se define como una 'comunidad de mundo virtual 3D'; y, desde otra perspectiva, Google Earth, claro está.

En la línea de SL, hasta el 10 de marzo pasado estuvo There, que se ha visto obligado a cerrar; como también lo ha tenido que hacer el pionero (1993) The Metaverse . Otros en la línea son OpenLife, Perfect World China y Active Worlds, éste basado en la novela de Neal.

Vinculados a este mundo, Multiverse (red de entretenimiento interactivo que incluye juegos en la red y mundos virtuales 3D), KoiNUP (arte, fotos, y machinima de los mundos virtueles), Myrl (portal social para mundos virtuales), AvatarsUnited (comunidad de avatares MMO), ExitReality (RV en la red) o, cómo no, Playstation o nDreams (juegos). Hay más intentándolo, claro.

En España, los granaínos de Frontera Azul trabajan en este campo.

Para el gran desarrollo de los metaversos a corto plazo, en esa vertiente lúdico-social, creo que será esencial el éxito de los motores y códigos abiertos como OpenSource Metaverse Project (la wiki dice que está paralizado, aunque yo creía que no), Solipsis, OpenCobalt, OpenSim y otros que habrá por ahí.

Las aplicaciones tecnológicas y científicas, en todos los campos, son extraordinarias, con muchas empresas dedicando trillones a su desarrollo, especialmente en medicina, formación, diseño y guerra.
Post a Comment