Monday, April 19, 2010

Para que luego digan

Quiero dejar constancia de algo que, aunque es muy habitual, me acaba de pasar personalmente y que destruye el mito de la falta de diligencia judicial.

Después de cuatro escritos de alegaciones y un recurso en vía administrativa, hace unos meses recurrí judicialmente una injustísima multa de tráfico del Ayuntamiento de Madrid - por supuesto con demanda firmada por abogado, a lo que obliga la Ley.

Pues bien, para que luego digan que la Justicia no es diligente: hoy, 19 de abril de 2010, el Magistrado-Juez del Juzgado de lo Contencioso Aministratvo nº 22 de Madrid, Sr. Ruíz Fernández, me cita a la vista del juicio, que será, Dios mediante, el 16 de abril de 2013, a las 11:20 horas. A ver quien niega la diligencia del Juzgado para avisarte con tiempo, o sea.

Para más inri, y con estricto desprecio del equilibrio procesal, si yo no voy en persona, se archiva el asunto y se me condena en costas. Si el Ayuntamiento no quiere ir puede contestar por escrito... y las costas, amos anda ya.

Y luego quieren respeto, hay que joderse.
Post a Comment