Saturday, November 29, 2008

Funcionarios públicos privados

Como sabéis, hace mucho que me desahogo en este blog equiparando los trabajadores, especialmente los medios y altos directivos, de algunos sectores privados (esencialmente banca y oligopolios de facto, como las grandes telecos) con los funcionarios públicos.

Hoy leo a S. McCoy en El Confidencial haciéndose eco de la pieza de John Kay del miércoles en el Financial Times, en la que éste sostiene lo mismo y, así, señala "la reciente y preocupante convergencia en el modo de actuación de gobernantes y banqueros en los años inmediatamente anteriores a la crisis que se iniciara, de un modo formal que no real, en agosto de 2007" y destaca algunas de las características de esa coincidencia. Dice así, en el resumen que hace McCoy:

No en vano, no es difícil encontrar características comunes en el comportamiento tanto de unos como de los otros. Destaquemos, entre otras, las siguientes:
  1. No hay, salvo contadas excepciones, una estructura de propiedad concentrada dada la amplitud de la base electoral o accionarial.
  2. Ambos gestionan principalmente recursos de terceros, ciudadanía o ahorradores.
  3. Su rendición de cuentas es a corto plazo, anual o en virtud de cada elección, respectivamente, y a ella está vinculada su remuneración en términos de poder económico o político.
  4. Precisamente por ello ambos son late cyclicals de forma tal que donde hay un duro a ganar o un voto a rascar, ahí están poniendo pasta, sólo diferenciándose, teóricamente, en el mayor o menor altruismo de su actuación.
  5. Ambos se necesitan, lo que hace que se apalanquen en el otro para alcanzar sus respectivos objetivos. Las medidas contra ciclo sólo pueden venir impuestas por un tercero teóricamente independiente a ambos, si es que llegan.
  6. Recopilación de lo anterior: se asume tanto riesgo como los supervisores o controladores dejan en la certeza de que si las cosas salen bien hay recompensa sustancial pero si salen mal serán otros los que asuman las consecuencias.
Está claro, ¿no?
Post a Comment