Monday, March 24, 2008

el dolor nos acompaña hoy



no sabemos por qué, pero lo cierto es que nos produce congoja y nos anega los ojos.

no queremos que sea así. razonamos que es lo mejor, además de ser de lo más natural... pero el hecho no nos provoca alegría, solo nos encoge el corazón.

ni repelente ni bajito, solo inteligencia y bonhomía, chispeante, incisiva y, claro está, corrosiva, que aun con una sonrisa el revelar al rey desnudo siempre crea inquietud, o no?
Post a Comment