Saturday, September 08, 2007

umbral, o sea

antonio pérez henares se hace eco en su blog de la soledad de umbral, manifestada en su entierro, y cita a raúl del pozo recordando el día en que juntos, umbral y raúl, fueron, con otros ocho, metidos en un taxi al entierro del admirado por ambos césar gonzález ruano: "y pensar que no nos volveremos a divertir tanto hasta el día que se muera azorín”.

yo he pensado, creo, y así lo comenté en el citado blog, que...

nadie se divirtió en su entierro, porque no estaba él, o sea.

sin él no había magia, que los demás, incluso los mejores de entre ellos, apenas pueden juntar palabras, sin mucho interés, y a las mujeres no logran hacerlas púberes musas y, claro, ellas lo notan y se aburren.

en todo caso, lo bueno está por venir.

yo propongo a cósima hacer un diccionario umbral, recogiendo de sus obras lo que pensó sobre personas, ideas y cosas.

así, cuando a alguno/algo de los observados se le ocurra asomar la patita siempre tendremos a mano, sin tenernos que levantar para mirarlo, coño, una observación aguda y una palabra original para ponerlo en su sitio.

y recordemos que, siendo gran escritor, mal que les pese a los acompasados, y a otros, fue mejor y más agudo observador de las ideas y los movimientos de las gentes que decían sostenerlas, y de quienes alegremente a ellas se sometían, como si fueran propias, palabras de gurú, joder.

que los amigos acompañen a sus deudos... y quienes admiramos su inteligencia recordemos su perspicacia.

loado sea umbral!

foto bajada el 1 de septiembre de 2007 de el mundo

post originalmente publicado el 1 sep 2007, y ahora aquí redatado.
Post a Comment