Saturday, September 08, 2007

cómo cuela, el juego falaz

save some for mummy, princess. from the new yorker, aug, 20, 2007.

hace tiempo que corre y corre un juego vil y estremecedor, y no solo en españa.

no es mas que la adaptación de una muy vieja técnica de negociación (quiero cien, pido un millón) y otra de la guerra (frente al poderoso, las guerrillas y el terror)... y, todo ello, haciendo provechoso uso de los principios que rigen la mitosis.

funciona así. uno de los jugadores, antes de sentarse a la mesa, o inmediatamente después, se divide en dos. lo hace entre bambalinas, por lo que nadie logra probar su doblez. pero no se esconde, ni siquiera es recatado, pues que los dobles se visten igual, como los niños de las familias bien. todo el mundo se percata, pero ay de quien se atreva a acusarles... pues que, sin vergüenza alguna, sacan a pasear la presunción de inocencia.... ah, y la célula así doblada se divide, multiplicándose por dos en cada ocasión, cuantas veces haga falta, claro.

en su apoyo exhiben ademanes previamente pactados: uno se dice moderado, negociador; el otro se jacta de su fundamentalismo, y ni siquiera la rendición del rival acepta, exige su humillación.

ya así dispuestos, animan a los demás a iniciar el juego bajo un lema incontestable. como véis, dice el sedicente moderado a los demás jugadores, lo mejor que podéis hacer es favorecerme, darme algunas fichas extra, pues si no lo hacéis mi doble, que no respeta regla alguna, y que de hecho ya véis que no duda en dar un manotazo y tirar las fichas (que al volverse a colocar siempre le resultan en posición más ventajosa... sus malos modos suelen hacer que los demás se callen por no amargarse la velda, creen, pobres ilusos) acabará robando piezas y pronto os comerá y acabará con vosotros. si una mayoría se opone, dicen seguir jugando, a disgusto y proclamándose injustamente tratados, aclaran, pero lo primero que hacen es irse al baño, entre las ya conocidas bambalinas, para duplicarse otra vez. se trata de que la próxima negociación les pille con más votos, claro.

el juego sigue así, en cada jugada, pues la reivindicación del favor y el privilegio se demuestra sin final, hasta que ya no quedan piezas que comer, pues todas están en su zurrón. entonces ya no quieren negociar, claro, pues les basta con imponer. su primera medida, decidir por sí, y dar un patada en el culo a los tontos del haba que les han permitido, con su pazguatismo y cobardía, hacer todas sus marrullerías y quedarse con todas las fichas.

algunos han dicho de este juego, con perspicacia pero muy equivocadamente, que unos agitan el árbol y otros se llevan las nueces.

en realidad el juego tiene otro nombre: unos agitan el árbol, bajo una capa, y, además, se llevan las nueces, en la misma capa, sea esta con un lazo u otro, que eso les da igual.

no, no lo digo por los separtistas españoles, aunque son avezados maestros del juego de la doblez, ahora me refería a la bobería occidental de llamar moderado al islamismo del pjd marroquí... al tiempo que, en el mismo contexto, se nos presenta a nadia yasin, implicando su moderación... como si el jc fuera un movimiento moderado también... como si el mismo pjd fuera moderado...

pjd, partido de la justicia y el desarrollo.

jc, movimiento justicia y caridad (o beneficencia), como se llamaba hasta que decidió llamarse js (movimiento de justicia y espiritualidad).

lo que me asombra no es que haya jugadores de la doblez, si no que los demás entren al trapo con insistente reiteración.

tiene su explicación, claro... pero no deja de asombrarme.
Post a Comment