Saturday, February 03, 2007

yihad a la española

buscando un par de euros en el bolsillo de un pantalón, encuentro unas notas con referencias coránicas a la yihad que saqué del glosario de la traducción de el korán de rafael cansinos.

en concreto, me llama la atención una, la azora 47, mohammed, compuesta en medina a raíz de la victoriosa batalla de bedr (624) y cuyo motivo esencial, al menos el de la mayoría de sus aleyas, parece haber sido el reparto del botín obtenido precisamente tras esa batalla.

en el texto de cansinos, sedicentemente "más literal que literario", esas aleyas dicen así:

4- Y cuando encontréis a los que no creen, herid las cervices hasta que los rematéis, y apretad fuerte los lazos.
5- Y, o bien una merced después, o alfada; hasta que deponga la guerra sus cargas. Esto, y si hubiere querido Alá, los venciera; pero [prefirió] probaros a unos de vosotros por los otros. Y los que son muertos en el camino de Alá, no extraviará [Alá] sus obras.
6- Ciertamente, los guiará y arreglará su espíritu.
7- Y los entrará en el alchenna [que] les hizo conocer.
37- No cejéis, pues, y [no] pidáis la paz; y vosotros [sois] los más altos y Alá [está] con vosotros y no os privará de vuestras obras.

en la traducción más reciente de el corán de raúl gonzález, que, según dice, "ha querido utilizar un estilo fluido, ... resaltar la actualidad y atemporalidad del mensaje coránico y, al tiempo, su semejanza fundamental con las escrituras sagradas judeo-cristinas", esas aleyas, que tienen otra numeración, pues se corresponden con el texto coránico canónico de el cairo 1923, mientras que las de cansinos siguen la anterior edición de gustav flügel (s.xix), se leen así:

4- Cuando os encontréis (en batalla) con los que no creen, golpeadles en los cuellos hasta que les hayáis diezmado y apresadles atándoles fuertemente. Luego, o bien otorgadles la libertad o bien pedid un rescate por ellos, para que termine la carga de la guerra. Así sea. Y si Dios hubiera querido, Él mismo les habría castigado ["sin haceros pelear contra ellos", como se aclara en la exégesis coránica al-mizan], pero lo hace para poner a prueba a algunos de vosotros por medio de otros. Y Dios no dejará que se pierdan las obras de quienes han sido matados en la senda de Dios.
5- Él les guiará inmediatamente y arreglará su situación [es decir, "Dios les guiará inmediatamente a la noble y feliz morada que ha dispuesto para ellos y arreglará su situación perdonándoles sus pecados", como se aclara en al-mizan]
6- y les hará entrar en el Jardín que les había descrito.
35- Así pues, no flaqueéis invitando a la paz, pues vosotros sois los vencedores y Dios está con vosotros y Él no reducirá la recompensa por vuestras obras.

la versión de esas aleyas en el corán de vernet es muy interesante (aunque la edición de debolsillo que os linco es muy mala, pero es la que yo tengo; hay otras ediciones infinitamente mejores):

4- Cuando encontréis a quienes no creen, golpead sus cuellos hasta que los dejéis inermes, luego, concluid los pactos.
5- Después les concedéis favor o los libertáis cuando la guerra haya depuesto sus cargas. Así obraréis. Si Dios quisiera les vencería sin combatir, pero os prueba a unos con otros. La sobras de quienes sean matados en la senda de Dios no se perderán.
6- El los dirigirá, corregirá su pensamiento
7- y los introducirá en el Paraíso que les ha descrito.
37- ¡No seáis débiles! ¡No pidáis la paz mientras sois vosotros los más fuertes! Dios está con vosotros, no anulará vuestras acciones.

aunque el conjunto de estas citas me parece interesantísimo para analizar los intereses y 'emociones' personales en juego en las luchas 'ideológicas' modernas, especialmente en las luchas separatistas españolas de hoy (bueno, y de ayer), ahora me interesaba destacar lo antes marcado en rojo, no flaqueéis invitando a la paz, no cejéis, pues, y pidáis la paz, ¡no seáis débiles! ¡no pidáis la paz mientras sois vosotros los más fuertes!!

especial interés acaso tenga el matiz que especifica vernet, no lo hagáis "mientras sois vosotros los más fuertes!", pues no se debe olvidar que en las luchas siempre hay dos bandos, al menos, y eso aún cuando no se sepa muy bien ni cuantos bandos hay ni quién pertenece a cuál.

cuando se lucha con creyentes, por cuestión de creencias, la orden coránica lo tiene claro, la petición de paz no es sino flaqueza que solo puede abocar a una derrota segura... y sangrienta.

aquí, poner la otra mejilla me parece camino de perdición, qué quiere usted que le diga.
justo lo que llevamos haciendo pronto hará 30 años cuando, siendo aún los más fuertes, aún siendo muy débiles por llevar otros 40 años bastante alienados, empezamos a pedir la paz, con disimulos y chulerías, pero rindiéndonos por las patillas abajo. unos rindiéndose como más queriendo, y otros con menos convicción, pero todos al unísono, malmetiendo nacionalidades e idiomas en nuestra constitución... semillas del mal, cizañas, bien fértiles, claro está, como los hechos han acreditado y acreditan sin cesar.

y, por supuesto, no se ha de olvidar que los separatismos van por fases, administran sus tiempos para acomodarse a las circunstancias. cuanto más débiles más comprensión reclaman y más bondades exigen... cuando son fuertes solo su ley quieren.
¿acaso nos hemos olvidado de las proclamas al derecho al bilingüismo en los condados y terruños separatistas con las que melosa y melífluamente nos castigaban los oídos y apelaban a nuestra bondad? qué ha quedado de ellas? por donde anda el bilingüismo hoy?

pues eso.

sí, ya sé que me repito con eso de las banderas de los separatistas, pero es que necesito recordarme cómo delante de nuestras narices unos trileros ungidos, o es uncidos?, de trapío nos timan arropados en esos trapos.

y para los que aún tengan dudas, aquí va el link a un recentísimo artículo-entrevista de federico quevedo con un etarrilla en el confidencial. solo un breve extracto de las palabras del etarrilla: "“No te equivoques... el proceso no es un proceso para construir una paz falsa sin contenido...". lo cierto es que la entrevista refleja bien el 'sentir' general que a lo largo de estos años de gloria, para sus reivindicaciones. claro está, se ha inducido en los separatistas... con la inestimable ayuda de nuestros vecinos del norte, dedicados, como es habitual y va de suyo, a debilitar españa, como dios y la ley del más fuerte, si es que esto es algo distinto de auqello, mandan, claro está. a mí me reafirma en que no hay tregua posible: lo peor es que no parece que ni siquiera la mera derrota sea viable... el abismo se muestra con claridad.
yo les aseguro que, puesto, desgraciadamente, a elegir entre nosotros y ellos, como indudablemente es el caso, y no por mi elección, prefiero, donde va a parar!, que quienes se despeñen abismo abajo sean los otros.
solo otra cosa: de la entrevista también resulta claro, como vengo yo recordando últimamente, que no se trata solo de separatismos, sino de separatismos y revoluciones socialistas, como ellos se apellidan. escuchándoles, incluso me atrevería a decir que en su discurso primero son socialistas y solo luego independentistas.
pues eso. y no nos llamemos a engaño, que los interesados hablan claramente y sin verguenza que valga, por más que los jilipoyas de siempre, prisoístas y progres de pacotilla a la cabeza, pero no solos, anden predicando en la luna con el manifiesto ánimo de llevar razón a toda costa... aún a fuerza de ni ver ni oír, de empeñarse en ni ver ni oír.
y recordad que el enemigo también tiene su visión de las cosas. joder si la tiene! y la tiene por más que nos empeñemos en que esa visión es imposible e insistamos en asignarle la nuestra... babosas boberías veredes, querido sancho! al respecto me remito a lo dicho el otro día en el post titulado sun tzu, o mejor, a lo allí recogido sobre lo que, partiendo de una reflexión del ancestral general chino sun tzu, dijo martin kramer sobre cómo es frecuente hacer lo imposible para no reconocer las visiones del enemigo, para no reconocer que el enemigo tiene sus propias ideas... y sobre cómo ese es camino seguro para ir de derrota en derrota, hasta llegar al infierno de los justos, donde ya todo da igual.
Post a Comment