Sunday, January 21, 2007

multiculturalidad en el pandemónium

no hay ni puede haber multiculturalismo.
pocos conceptos me he encontrado más estúpidos que éste, y mira que los hay. su mención me levanta la urticaria y me provoca erisipela.
aunque hace ya tiempo que constaté que lo primero es el verbo... el dominio del verbo habría que decir. el dominio de los significados del verbo, por precisar en este mundo de absurdos e insignificancias.
la cultura no es sino el camino que cada persona ha avanzado en su lucha por detraer el dominio de sus actos de sus instintos, de su naturaleza. dicho de otra manera, la cultura es eso que cada uno adquiere en el camino que le lleva de su animalidad salvaje a su ser civilizado.
incluso hablar de la cultura de un pueblo o de un grupo es una sandez. lo hacemos simbólicamente, y con infinita carga de reduccionismo, para poder utilizar una categoría más fácil de manejar al hablar de las cosas de los seres humanos, para, en definitiva, evitar enfrentarnos al factor humano concreto... por más que todos sabemos, joder que si sabemos, que el factor humano, con su imprevisibilidad última, es esencial en cualquier ecuación.
cuando se utiliza el concepto, además, apenas hay, si hay, intención de análisis y comprensión. siempre hay, ya lo creo, otras intenciones detrás. intenciones políticas... político-guerreras, casi diría.
la cultura, poca o mucha, la que sea, es cosa de uno, por más que les pese a algunos.
y su adquisición, al menos la adquisición de un cierto tipo de cultura, no es cosa fácil ni está al alcance de muchos, por más que les pese a no pocos.
la adquisición de cultura, de cierta cultura, exige esfuerzo, sacrificio y dedicación, además de, en muchos aspectos, voluntad y fuerza de voluntad... y ninguna de estas cosas cae en la esfera de intereses, intenciones y capacidades de la mayoría. no, no, no.
lo que es indudable es que cada uno de nosotros, cada uno, tiene la cultura que tiene, parca o extensa. nadie tiene dos culturas, solo una, la suya, la que ha adquirido, la que va adquiriendo.
yo formal y públicamente traigo hoy la multiculturalidad al pandemónium, donde la dejo para siempre jamás.
dicho y hecho queda.
pd no solo yo demonizo la multiculturalidad, y si no ved lo que dice ralph s. musgrave, por ejemplo... aunque advierto que yo solo he ojeado muy someramente sus comentarios, así que ni los hago míos ni los rechazo, pues en su mayoría los desconozco. solo constato que a ralph tampoco le gusta este demonio.
Post a Comment