Tuesday, September 26, 2006

un luque se nos casa y val nos acoge

val y sue se afanan en la hacienda de los nagueles, marbella, la casa de val, ante la previsión de un día estresado. sue, además, se andaba recuperando del fiestorro y bodón de la noche anterior de antonio luque morales, nuestro primo, con la guapísima austríaca de málaga brigitte wipler. se les veía muy contentos. que sean muy felices.
en la fiesta nos reencontramos con la familia: primero con la familia de tío jaime y tía mamen y las espléndidas maría e inés, qué energía, que nos guían hasta el lugar del casorío. en una recta conseguimos incluso despistar a papá. claro que éste no vé tres en un burro, por mas que se empeñe en seguir conduciendo; a la una de la madrugada no hubo quien le parara y se nos volvió conduciendo a puente genil, que quería dormir en su cama en lugar de mirando al mar. hay gustos para todo. maría se interesa por los blogs de la familia. a ver si es verdad y avanzamos un poco y me manda alguna foto del casorío para que la pueda colgar aquí.
nosostros, como veis a la izquierda, estabamos encantados con el mar marbellí.
aluego, al llegar, los luque: tío antonio y tía lori, belén, que hacía de tía llevando en brazos a la hija de su hermana maría victoria, un calco de mamá; la espigada miriam, ahora de regidora en la nueva serie que zepelin le ha colocado a tve, alejandro, que prefiere el mar a los trajes, lo que no es de extrañar, alberto, que ya cumplió con lo de casarse con paula, mal gusto no tiene, desde luego. también, claro, los anfitriones antonio y brigitte, aunque la novia se retrasó un tanto, como debe ser. a brigitte miriam la llama gui.
también estaba tía tacha con eva, ay amor, y coro, simpática y lista como ella sola, acompañada de su alejandro, que la tiene muy contenta. marina no se reconocía cuando la llamaban señora de núñez, por mas que el núñez, que nos pequeño, se viera bien y anduviera a su lado.
los morales de granada, ya muchos en málaga, estaban bien representados. además de tía merche, que anda triste y penosa, nosotros cenamos con merche, la primera nieta morales, y begoña, con sus respectivos - paco pronto será dos pacos. también estaban maite y luis, con su guapa rubia cerca, vigilando que no se estresara haciendo cálculos entre guasas. de casa, además de papá jose maría, jaime y su bella adriana, que solo querían unos días para dormir, pues que los churumbeles andan exigentes, y el trabajo también.
a susan y a mí, que lo pasamos muy bien, nos recogió luego la querida val, que además de playa nos dejaba mirar la concha, esa montaña que se enfrenta al don pepe, donde hace mil años íbamos para jugar con la célula fotoeléctrica de sus lavabos, qué invento, frente al mar.
buen descanso, sí señor.
sushi, compañero y vigilante valeriano, no acababa de decidir si eramos amigos o enemigos, pero por si las flies aceptaba los mimos.


Post a Comment