Sunday, July 16, 2006

innocenzo x

giovanni battista pamphilij llegó a papa no ya por su riqueza o brutalidad - ambas magníficas, como brillantemente osó plasmar diego rodríguez de silva y velázquez allá por mediados del siglo xvii, con el consiguiente regocijo del retratado, claro, y nosotros podemos ver si paseamos por roma y nos acercamos a la galleria familiar que lo conserva -, sino, sobre todo, por su propósito, y no de enmienda, claro.
don juan nunca dudó de que sería papa. lo demás vino luego de corrido, paso a paso, brutalidad a brutalidad, inteligencia a inteligencia, y así.
estos días me viene a la cabeza, una y otra vez, cuando pienso en un pazguato, que más parece en la nómina secreta de otro estado, empeñado en sentarse a negociar, a pesar de carecer de todo tipo de propósito estratégico, con gente que, además de ser meros empleados, con más o menos aspiraciones, sí lo tiene, el propósito, clarísimo e irrenunciable por demás.
es como si felipe iv - a quien vemos también excelentemente retratado por el mismo don diego, unos años antes, y podemos admirar en nueva york, en casa de los acerados frick - retara a una partida de go a don innocenzo. pues eso, joder.
ante un desequilibrio tan manifiesto de objetivos, acaso cabe dudar del resultado?
vivimos, una vez más (o siempre es así?), época en que nada significa ni es lo que parece.
por eso suena bien poner a un panfilia, que de pánfilo nada, y llamarle inocencio, cuando de inocente no debía conocer ni el significado.
y de la misma manera llamar talantoso a quien del buen talante apenas debe conocer el término, y poner en el gobierno máximo a uno sujeto a obediencia debida, acaso de otro gobierno?
ay que ver, miguel, cómo se las gastan los galos!
yo que creo que, justamente, tenemos derecho a temer que no solo el cielo caiga sobre nuestras cabezas.
a quién beneficia todo esto?
por cierto, acaso los análisis de los explosivos de los trenes del 11-m se hicieron solos? porque si no, ¿cómo se entiende que no levanten la mano sus autores para contestarnos sobre la nitroglicerina? acaso la obediencia debida y el secreto profesional imponen deberes mayores que la defensa de la patria común que les paga el sueldo? o es que la paga les viene de otra caja?
Post a Comment