Saturday, March 11, 2006

susan goes west

no se sabe lo que saben los elefantes, pero desde luego tienen algo en común con francisco umbral, y no creo que sea la escritura, aunque puede que sí, vaya usted a saber. comparten, sin duda, la elegancia de un deambular lento, de un caminar a tiempo preciso, y lírico, claro está, que es su tiempo. todos sabemos lo difícil que resulta no adelantarse sin quedarse rezagado, ir con el paso debido, al ritmo, iba decir humano, pero ya vemos que con la misma sinrazón podría decir elefantino.
pue sí, el tiempo propio, tan fuera de mi alcance, es sin duda lo que une al elefante y al hombre elegante. ay si yo pudiera!
susan, innecesariamente acelerada por mí, que en diez minutos le hicieron pasaporte nuevo, se nos ha ido a los usa, por no dejar pasar mucho tiempo sin estar con otros suyos - hi danieli, hi y'all jane, jim, sam, see you soon jim, joy et alli. solo en estas ocasiones, en los viajes, echo de menos no tener avión propio, que de tenerlo ni sadie ni willy ni, probablemente, yo mismo miraríamos con disgusto el trajín de maletas y aeropuertos que nos anuncia que en los próximos días echaremos de menos a nuestra susan. la veremos pronto. y como es de bien nacidos ser agradecidos, dicen, gracias pasca, que tu colega, nacho arizcum, gentil comandante de iberia, trató a susan como a una reina y le hizo todo más agradable y descansado. gracias nacho.

los elefantes son de gregory colbert, canadiense, cuyas fotos nos trae hoy el mundo, en papel, en algo nuevo que llaman natura, pero que pueden verse también demoradamente en www.ashesandsnow.com.
hoy es el aniversario, de papá, y de carlota, que hace ya unos años nos llegó, carlota, helicóptero mediante, cuando nos preparábamos para celebrar otro aniversario de papá. con susto y todo, y a pesar del susto, llegó bien, y bien está lo que bien acaba. hoy nos reunimos todos - elena viene de holanda - para celebrar al abuelo, cuya paciencia y bondad son casi infinitas, y a la nieta, que si no nos la asustan inesperadamente florecerá con gracia.
coincide con otro aniversario, dicen que de muerte y terror (192 muertos, por precisar), aunque más bien parece de ignominia y afrenta. ya tengo reiteradamente dicho que, aunque los efectos se manifestaran en el centro y los interesados enfocaran sus linternas hacia el sur, por despistar y distraer al personal, los autores deben buscarse en el norte, pero más al norte, que los de eta seguro que fueron meros invitados atontolinados e inconscientes de donde los metían. sí, más al norte están, y allí han de buscarse, los autores. cómo la llaman?, algo de la luz, o era de lumière. sería un anticipo, que lo de los espías siempre ha dado mucho juego a eso en lo que los hermanos fueron pioneros.
es sencillo: qui prodest? pues sí, a mi solo me sale lo dicho.
para mi horror he de reconocer que yo, en sus zapatos, también lo habría hecho. los bobos útiles aún lo son más si, con sonrisa bobalicona, reciben el estipendio acordado, que hasta judas aceptó las monedas. si roma no pagaba traidores, parece que por otros lugares sí lo hacen. solo espero, y espero no hacerlo vanamente, que esta vez no les cunda.
Post a Comment