Sunday, March 05, 2006

para loli

me llama loli para hablar del lobby santaella y la historia familiar... que yo ignoro casi en todo, hasta en lo más próximo. y vaya tontería, con lo que podríamos presumir, que no en vano maese rodrigo no solo funda la universidad de sevilla, sino que asiste a los reyes católicos y bendice las primeras expediciones camino de las indias americanas. esta foto la saqué del único libro que hay en la catedral de sevilla con algo de interés. por supuesto, ninguno de los innumerables empleados que hay por la catedral tiene ni idea de quién es maese rodrigo, y menos de la existencia de este retablo, pero esto son signos de los tiempos (he oído que también hay una escultura, probablemente a la entrada de la universidad, y un cuadro también).
la foto recoje el centro del retablo, de finales del siglo xv o principios del xvi, que originalmente estaba en la capilla que, creo, se llama santa ana maría de jesús, justo en la puerta de jerez de sevilla, y representa a don rodrigo fernández de santaella, fundador de la universidad, ofreciéndole ésta al señor, o a la virgen, no sé. había oído que ahora está en la sacristía mayor de la catedral, pero no lo he podido comprobar. el otro día intenté entrar en la capilla de la puerta de jerez (la señorita encargada del puesto de información cultural y turística que hay justo delante de la capilla... ni siquiera sabía el nombre de la capilla que tenía detrás), pero parece que es la casa de alguna congregación y solo se abre al público de 18:30-20:30, y mi ave salía a las 17:00, así que lo he dejado para mejor ocasión y me conformé con la foto del libro.

en lengua de trapo publicaron hace unos años el libro de la portada. para mi sorpresa, nada más empezar, se podía leer (la cita es un poco larga): "las primeras ars moriendi se difunden en dos versiones, casi siempre manuscritas, denominadas xoilográfica y tipográfica por los estudiosos: la primera, impresa en zaragoza por pablo hurus entre 1479 y 1484, única española, conservada en la biblioteca de el escorial, es más breve, reducida a unos apresurados consejos espirituales, a las tentaciones del demonio y al rechazo de ellas por el ángel bueno; la segunda, más extensa, 'antepone al núcleo de las tentaciones un capítulo introductorio - en palabras del padre adeva - loando la muerte y la ciencia de bien morir, y le añade cuatro o cinco, depende, con las interrogaciones e interposiciones de san anselmo, y con instrucciones, exhorataciones, oraciones y devociones especiales para el momento.'"
(sigue la cita) "en esta línea, se inicia el género español, ya en el siglo XVI, gracias al arte de bien morir de rodrigo fernández de santaella, publicado en sevilla entre 1511 y 1515, obra que tiene un indudable parecido con el incunable de el escorial, aunque muy ampliado en su contenido, ya que 'contiene once partes de las que seis [inexistentes en el incunable que publicamos] están dedicadas a subrayar el papel del sacerdote como amigo, consejero y confesor del moribundo. dos partes exponen por primera vez las disposiciones testamentarias que se deben tomar antes de morir... [tampoco aparecen en el primer impreso castellano]; una sola parte concierne a las tentaciones del demonio en el lecho de la muerte, y dos más están consagradas a la preparación espiritual.' la obra de santaella abre el camino que lleva a las artes humanistas de bien morir, y a las dos más interesantes de todas ellas, que son la praeparatio ad mortem de erasmo y la agonía del tránsito de la muerte del maestro venegas; claves ambas de esta segunda fase del género, que llega hasta el concilio de trento."

hoy se conservan dos ejemplares, uno en la biblioteca nacional de lisboa y otro en la biblioteca menéndez pelayo de de santander. en la de lisboa he logrado que nos hagan copias... pero el precio por folio es prohibitivo, así que mejor hacer un viaje para verlo - pero hay que pedir permiso, pues está en sala de acceso restringido -, que lisboa siempre lo agradece; después bajamos a ver el bosco que tienen cerca de los muelles, cojemos el ferry, nos vamos a la praia morena a comer deliciosamente en borda d'agua, encima de las dunas, mirando al mar, ummmm, que rico!
Post a Comment