Saturday, March 18, 2006

jesús trillo-figueroa y balbás

hace ya mucho, al comienzo de este blog, me detuve en la importancia del señor balbás - qué cabeza!... y qué mujer! - en el giro al rojo del zp. muchas cosas de las últimas elecciones de la comunidad de madrid, aquellas que se repitieron, os acordáis?, menos masl que eso les salió mal, nos permiten ver, y sobre todo explicar, lo que luego nos ha ocurrido.
mi exposición, si bien directa, era vaga y, más que nada, intuitiva, aunque con el tiempo la tengo por más convincente y atinada.
pues bien, el libro que os pongo, de don jesús trillo-figueroa, que supongo el papá de federico trillo, lo explica con fundamentos de estudioso que aún se toma en serio las palabras de los demás.
para mí nada de todo esto tiene mayores implicaciones intelectuales, pero seguro que las tiene, pues creo que se reduce a lo que también vengo aquí repitiendo un tanto cansinamente y, desde luego, sin el menor resultado, ni esperanza de que lo produzca: el triunfo de la irresponsabilidad, piove, governo ladro!
si los niños, pobrecitos, sin trabajo ni expectativas, dicen tantos sin ponerse colorados, hay que joderse, nos van a dar las lecciones, mientras nosotros, esto es, todos menos sus papás, pagamos la cuenta, apañados vamos, oyes tú.
si los papás, tan ocupados en encontrarse en el mundo de nunca jamás, en el entretiempo que les dejan sus ascensos y divorcios, han dimitido, qué no van a hacer los demás, empezando por todos los demás?
si la responsabilidad es del governo ladro que, digámoslo sin tapujos, no es más que un hatillo, bien nutrido, de funcionarios, pues... que les voy a decir. al margen de su nómina, sus moscosos y su café de varias horas con visita al corte inglés incluida, claro está, quien conoce a los probos otra preocupación?
si ni de su deber para con sus propios hijos tienen tiempo de ocuparse los probos funcionarios, de qué van a ocuparse de los de los demás?
y mientras tanto se empeñan, y bien que lo logran, en distraernos con las pamemas de los trajes y los agravios a la vieja (umbral dixit, vieja de política vieja, claro está, que otro ánimo de faltar no tiene) hay que joderse! aunque justo es reconocer que hay que ser bien idiota, idiota digno de mejor destino, para, con la que está cayendo, regalar esa baza. idiota casi sin parangón, y mira que el parangón está donde está.
señor rajoy, cuando la estética del macho, y la hembra, etarras se han impuesto incluso entre las mejores familias de serrano, más les vale empezar a cambiar de atuendo, que si no, por más que algunos nos empeñemos en no desnortarnos del todo, la cosa se pondrá imposible. dicho sea. lea con atención el aviso que hace un par de días le daba raúl del pozo que, por más que nos pese, y nos pesa mucho, está más que bien encaminado.
pd: se me olvidó señalar que don jesús trillo-figueroa no puede evitar, como nadie puede hoy hacerlo, empezar sus reflexiones con una protesta-disculpa para intentar no ser descalificado antes de ser leído, en realidad, para darse una oportunidad de ser leído por los, no sé por qué, aún admirados-deseados rojeras, o debiera decir rojerosos, sí, mejor rojerosos, y rojerosas, claro, (cuando las estadísticas de venta acreditan más allá de toda duda que los susodichos, siguiendo a los tiempos, ya no leen ni por equivocación), y así nos recuerda que él no solo es amigo y admirador del papá de zp, como por otro lado también lo es mi amigo, el poeta castellano don luis lópez álvarez, autor de los comuneros, el celebrado himno de castilla que cada año se recuerda en villalar, y que además también es familiar del papá de zp, digo, don jesús nos advierte de que en el pasado incluso ha celebrado al lado del papá de zp los éxitos-ascensos de nuestro presidente accidental, por más que ahora ya no podría hacerlo, dice. a buenas horas mangas verdes, pero su libro está muy bien.
Post a Comment