Saturday, March 25, 2006

feminismo, familia, política y más

no me peguéis, que mis palabras no tienen la menor oportunidad de ser escuchadas ni de producir efecto alguno, al menos en siglos.
el ser humano se reproduce - todavía, aunque por poco tiempo - mediante la coyunda. hasta hace poco, para proteger a sus crías - y así atender su ánimo civilizador, por un lado, y asegurarse ayuda en el esfuerzo de sobrevivir, por otro -, utilizaba esencialmente una institución llamada familia, que entre sus miembros se repartía las funciones para atender las necesidades de intendencia.
en ese reparto, parece que la mujer asumió la gestión interna y principalmente el cuidado de sus niños.
cuando el mundo empezó a no parecerse tanto al sacrosanto valle de lágrimas predicado y vivido hasta entonces, la mujer ha querido, ¿cómo no?, disfrutar su parte. el éxito no podía estar más garantizado. ¿quién no goza más con una mujer enrollada que con una con la pata quebrada atada a la cocina y rodeada permanentemente de mocos y abusos infantiles? así que, ya tenemos el primer elemento: una mujer libre y gozadora.
como el estado parece que nos saca pasta suficiente - incluso más de la que los funcionarios y sus familias necesitan para irse a la playa en verano y a esquiar en invierno, además de visitar el corte inglés con la debida asiduidad, claro - la solución no parecía tan despistada: los niños que los críe el estado - como si el estado fuera alguien -... y de paso que se encargue también de los abueletes, total ya están camino del edén, y también del hermano tonto y del primo loco - y si para estos no llega, que les den, total, serán unos desviados degenerados-. solución genial. los niños encantados, claro, que ya ni tienen que volver a casa a las 10 ni sentirse culpable por pasarse, y además las niñas les enseñan el ombligo desde pequeñitas. joder, vaya chollo. segundo elemento en la bolsa.
vamos viento en popa a toda vela, oyes tú.
¿quién se atreve a discrepar? y encima el bestia machote, cavernícola lo llaman, tiene que endulzarse e incluso amariconarse... joder, tío, esto es la bomba. imparables a la gloria humana.
... pero pasa el tiempo, y mira que el tiempo corre, como bien sabemos, y al generalizarse la gloria total, qué felicidad, nos encontramos... con la irresponsabilidad. mamá pasa, papá también, el niño mira la play, la niña también, además, claro, de arreglarse el ombligo (el niño también lo intenta, pero no le sale tanto)... durante un tiempo se engañan aprovechando los rescoldos carcas de tiempos pasados (abueletes, ahorro de la generación anterior, restos de organización social, uff qué asco), pero pronto se enfrentan a la realidad: todos son como ellos mismos (los funcionarios también, claro), así que no queda nadie para hacer el trabajo indeseable.
solución: que arree el que venga luego.
otra solución, más probable: en tres generaciones más, el sexo masculino humano será historia; en cuatro, también lo será el femenino; en cinco, incluso los andróginos serán irrelevantes... seremos tan redundantes que los andrómatas nos sustituirán con gusto, pero ni éstos se aguantarán y no tardarán ni cinco minutos en liberarse del todo quedándose en meros autómatas, abandonando como si fuera la peste cualquier recuerdo antropomorfico.
con este rollo patatero solo quiero advertir que no es oro todo lo que reluce... you can't have the cake and eat it too. no, no, no, no, como diría chiquita la banana.
siendo ya la madrugada de este sábado, viene en mi consuelo un tipo que me empieza a gustar (hasta hace poco no le conocía de nada), don enrique de diego. con su voz os abandono, algo más consolado - coño, coincide hasta en no querer dejarse marcar la agenda ni por los etarrillas ni por los neoprisoístas. el tema que plantea, el cheque escolar, es esencial, por más que a mí me pilla lejos en esta ocasión... pero me abandonaré a esa voz provocadora y generosa, esperando que me lleve con morfeo.
pd beato dice que es un pringao, el enrique. parece quye le conoce de alicante, pues que es de por allí, o escribe mucho por allá. y yo ya he aprendido que es periodista que escribe y habla mucho, incluso con puestos de tronío, en lo suyo, claro. y en uno de sus libros veo su foto y descubro que incluso le había visto de refilón en la tele, sin que me llamara la atención. pero me sigue gustando su tono nocturno, e incluso la claridad y sencillez de alguno de sus libros que voy leyendo. estoy a la espera de encontrar el que más me interesa, los nuevos clérigos, que coincide con mis nuevos curillas. asinque... a dormir. o bueno, ya veremos.
Post a Comment