Sunday, February 12, 2006

murallas chinas

postal de daniel, que viajaba por china con angie lee, californiana de brooklyn: no se podían creer que esa chinita tan guapa y lista no fuera capaz de hablar ninguno de sus idiomas o dialectos. creían que era una soberbia que les menospreciaba. se equivocaban, claro. lo que son las apariencias.

lo que enerva nuestra acción es la injusticia. si el moroso sale bien parado... acaba fomentándose la morosidad.
lo que irrita de verdad no es el gran crimen, sino el mangante.
nadie en su sano juicio aspira a acabar con asesinatos, parricidios, atracos y demás hechos de fuerza, tan solo a que no les salgan demasiado baratos a sus aficionados , mayormente para que la gente no le cojan gusto fácil, que ya se sabe, se aventan mitos, se pone fácil la cosa... y entra la realidad, a raudales. y bestias somos. un rato bestias, desde luego.

y lo barato, que tanto nos gusta, antes 14,99€, ahora 3,99€, qué ganga, oyes tú, digo, lo barato solemos pagarlo caro.
un suponer: que nuestros periodistas sean niños con prisas sale barato. incluso estimulante, que las niñas periodistas van de desparpajo si no de modelos, como siempre. antes buscaban novio, y hoy se hacen periodistas. a cada época lo suyo, claro. pero resulta bien caro, que sean niños, claro, que el hecho de cambiar el novio por la redacción es cosa de la misma devoción.
más del mismo suponer, por seguir: acabamos de terminar una magnífica obra de ingeniería, la t4 de barajas. ¿y qué les entretiene a los niños periodistas? ponerle el micrófono a quejosos ciudadanos que, cómo no, se quejan. mismamente, como te lo digo. es lo suyo. ya se sabe, el que no llora no mama, dicen.
estoy hasta los cojones de flagelaciones y picados: a mí las sociedades musulmanas, y otras que no son musulmanas, pero sobre todo las musulmanas, me gustan menos que las nuestras y, sobre todo, me parecen más primitivas. tampoco me gustan mucho los llorioqueos y paternalismos de los telediarios, especialmente eso de por las tardes en nuestra tele, la de la brava esperanza, que la heredó, una desgracia como otra cualquiera que ella sobrelleva con garbo. Una disgresión a este pelo: ¿por qué en madrid votamos más a esperanza pero todos los funcionarios de telemadrid son rojeras, típicamente rojeras de los madriles postpaletos? digo yo que si la cosa funcionara mínimamente bien el personal debiera reflejar la sociedad, ¿o no? ya, ya sé que no olvidáis que el chiringuito lo montaron en época de mando psoecialista (que por aquél todavía no había sido opado por prisa, que se contentaba con presidir su comité de estrategia y guardar , eso sí, bajo siete llaves los documentos pignoraticios, que no iban a prestar su caudal a esos de suresnes sin al menos dos firmas), y que lo preimero es llenar la casa de personal afín, que la familia es lo primero, ¿o no es asín, oyes tú?
no digo yo que el primitivismo no sea mejor opción que la evolución y civilización, pero os aseguro que no es mi inclinación. y menos ahora que empiezo a sentirme no tan niño.
en cualquier caso, lo voy teniendo claro.
prefiero asegurarme de que el mensaje sea bien entendido: no solo no tienes la menor posibilidad de llevarme a ese mundo, sino que apoyaré cualquier medida - y entre ellas necesariamente el uso de la fuerza - que impida que ni siquiera te sientas con fuerza ni legitimidad para intentarlo por las bravas. cada intento en ese sentido debe acabar con un manifiesto retroceso de tus posiciones, y tus ganas de tocarme los cojones debe ser algo menor, al menos.
lo contrario, cuando el de enfrente tiene propósito y planes diferentes, es pura rendición y suicidio. prefiero luchar ahora.
ah!!!, y para los jilipoyas de turno: yo no desayuno niños vietnamitas. ni niñas nigerianas.

y otra cosa que se me olvidaba, por si las flies!!! lo de zp, y sus votantes, sobre todo lo de sus votantes, que le sigan apoyando, claro, a mí no me gusta ni me anucia nada bueno. . ni pa' ná.
Post a Comment