Friday, February 03, 2006

angustia

cuando el hombre se aleja de su cuerpo, cuando no requiere que su cuerpo trabaje a diario, abre sus puertas a la esperanza (deseo espiritual), que en seguida nos arría, con generosidad y violencia, borbotones de angustia ante el riesgo (casi certeza) de frustración.
y la angustia, como es en gran medida insportable, necesariamente ha de trocarse. el objeto de cambio suele ser la rabieta (agresión irracionalmente canalizada, y refractaria a todo).
el miedo siempre ha sido instrumento de gestión útil, de eficacia sin parangón.
Post a Comment