Thursday, January 26, 2006

...de qué me suena?

ya culminando la cuesta de enero de 2006, el nyorker nos sorprende con una imagen cada día más usual. en casariche, yo niño, los niños se entretenían en apedrear perros, por jugar mayormente, aunque de justicia es reconocer que también liaban buenas dreas entre sí, con descalabros y demás.
siempre pensé que el sexo está muy en la cabeza, pero nunca imaginé que debiera estarlo tanto.
antes, había que esperar al bodorrio para atacar el ludibrio; hoy, el bodorrio solo llega tras agotar la lujuria. acaso no sea mala solución (para los papás), pero no parece prometer mucho futuro a las criaturas de dos patas más tiernas y jóvenes; las de cuatro, encantadas, claro.

dicen que llega el mal tiempo. frío hace, desde luego.

Post a Comment